El raro caso del gatito que nació con dos caras

El siguiente es un caso poco común, pero siempre es bueno estar bien informado para saber qué hacer en caso de que algo parecido nos suceda.

Y es que en Óregon, Estados Unidos, una familia fue el centro de atención durante varios días luego de que presentaran en sus redes sociales a un gatito con dos caras. El particular hecho causó sorpresa en miles de usuarios de redes sociales que compartieron la noticia.


©Foto: Facebook / NBC News

La familia King hacía varias semanas que aguardaba con mucha expectativa que su gata diera a luz. Llegado el día, esta gata dio a luz a seis crías. Pero después de unos minutos, cuando comenzaron a limpiar a cada gatito, advirtieron que uno de ellos tenía un aspecto extraño y fuera de lo normal.

Cogieron al gatito, y mirándolo más detenidamente, se dieron cuenta de que tenía dos bocas, cuatro ojos y dos narices. O sea, ¡era un gato con dos caras!


©Foto: Facebook / Biscuits and Gravy Kitten

Si bien sus otros cinco hermanitos nacieron sanos y en perfectas condiciones, se cree que con "Biscuits y Gravy", como han llamado a este gatito, se produjo una mutación genética.

Relacionado a esto, la familia King cree que lamentablemente este animalito no podrá vivir durante mucho tiempo, ya que es una vida muy difícil para un gato de este tamaño tener que soportar el peso de una cabeza pesada.


©Foto: Facebook / Biscuits and Gravy Kitten

Esta anomalía, llamada en veterinaria "diprosopia", está relacionada a una alteración en la proteína SHH, la que cumple un rol sumamente importante durante el proceso embrionario, ya que es la encargada de diseñar el aspecto facial.

En ocasiones, esta alteración puede hacer que el gato nazca con todas las partes de la cara duplicadas, mientras que en otras ocasiones puede darse que solo se dupliquen algunas partes, como la nariz, boca u ojos.


©Foto: Facebook / Biscuits and Gravy Kitten

En la actualidad, no hay mucho que se pueda hacer con respecto a la diprosopia. Por lo tanto, los dueños de estos gatos deben darle la mejor vida posible, con buena alimentación y cariño. Para que así el gatito, en su corta vida, pueda por lo menos ser feliz.

A este tipo de gatos con esta anomalía se los suele denominar "Janus", en referencia al dios romano Janus, que justamente tenía dos caras: una que miraba hacia el pasado y otra que miraba hacia el futuro.