El rescate de dos Pitbulls que fueron abandonados encadenados a una cerca bajo un puente

Los perros Guinness y Moose fueron salvados por Hope For Paws cuando fueron encontrados encadenados bajo una autopista, rodeados de sus propias heces y orina. Vivían dependiendo de las personas sin hogar (homeless) para que ocasionalmente les dieran de comer y beber.  Ambos estaban muy delgados y harapientos.

Afortunadamente, tanto Guinness como Moose fueron amigables y aceptaron la ayuda de los rescatistas. Los dos perros eran dulces y juguetones.

El control de animales había sido llamado antes, pero no se tomó ninguna medida con estos dos perros callejeros. Los pobres Pitbulls apenas tenían espacio para moverse y merecían una vida mucho mejor. 

A pesar de todo lo que habían pasado, los dos perros eran muy amigables, aunque estaban un poco asustados y confundidos.

Para poder sacarlos de ese desolador lugar, se usó una caja para asegurar a Sir Guinness, al que metieron en el vehículo. Después fueron a por Moose, con el que usaron una correa para sujetarlo y llevarlo hacia el coche.

Tan pronto como Moose estuvo atado, sintió felicidad de estar lejos de esa pared, y se subió feliz al vehículo con su amigo.

Después de algunos cuidados médicos, ambos Pitbulls fueron enviados a Sunny Day Acres para su entrenamiento.