El rescate de Spirit y su dura lucha por la vida

Spirit es una perra de raza Pitbull que fue rescatada en el sur de Los Ángeles, que creían que no sobreviviría.

Los rescatistas encontraron a esta perra cuando estaba a horas de dejar este mundo, con garrapatas grandes alimentándose de su cuerpo hambriento y gusanos floreciendo en heridas abiertas.

Estaba claro que dejó de intentar vivir. Afortunadamente, alguien llegó a ella y dio el aviso.

Inmediatamente, notificaron a Ghetto Rescue Foundation y a Animal Regulations. Este esfuerzo para salvarla necesitó de la cooperación de la policía y voluntarios de GRFF. Todos tuvieron la esperanza de que esta perra estaría bien si le daban una oportunidad de luchar.

Después de sólo 10 días bajo el cuidado de GRFF, se comenzaron a ver algunas mejoras. Spirit ya podía ponerse de pie.

Hubo días en los que no tenía apetito y se negó a hacer ningún movimiento. Hubo momentos de emergencia debido a fiebres y articulaciones inflamadas. Más tarde descubrieron que Spirit tenía poliartritis.

Después de recibir una enorme cantidad de líquidos por vía intravenosa, transfusiones de sangre, numerosas visitas al médico y muchos días de hospitalización, su recuento de glóbulos rojos aumentó y su nivel de proteínas se estabilizó.

Si no hubieran rescatado a Spirit, ella habría dejado de vivir la misma noche en que la policía de Los Ángeles la encontró, debido a su grave condición de salud.