El rescate de una perra abandonada a punto de dar a luz

El equipo de rescate de Melina y Stefi partió hacia un nuevo rescate. Esta vez, recibieron el aviso de una perra que andaba deambulando por una estación de buses en Buenos Aires.

Las jóvenes se dirigieron hacia la zona de Barracas, ya que Edgardo las contactó a través de las redes sociales, quien trabaja en el taller de una línea de buses. En ese lugar, encontraron a una perrita que andaba asustada, huidiza y evidentemente estaba embarazada.

Edgardo explicó que es una perrita que apareció como aparecen tantos otros en esa zona. Al principio estaba muy temerosa y no se dejaba tocar por nadie, pero le fueron dando comida y se fue acercando, y con el tiempo, los empleados de la empresa de transporte se dieron cuenta de que la perrita estaba preñada.

Era bastante asustadiza, y obviamente no sabían qué es lo que vivió en su pasado, así que les tenía un poco de miedo y huía del contacto con seres humanos.

Cuando llegaron al lugar, Melina y Stefi la vieron caminando por allí, alejada de todos, pero se la veía con ganas de que la ayudaran. La agarraron rápido y la metieron en el coche.

Era un peligro que la perra estuviera allí, con tantos buses entrando y saliendo constantemente, ya que no solo podía ser atropellada ella, sino que cuando tuviera a sus cachorros seguramente terminarían apoyados en las ruedas de los colectivos, lo que hubiera sido muy peligroso para ellos.

La llevaron a un centro veterinario, donde la revisaron y le hicieron una ecografía, con la que pudieron comprobar que ya estaba a punto de dar a la luz. Sin embargo, no pudieron determinar cuántos eran los cachorritos por nacer.

Le tomaron una muestra de sangre y le recomendaron que siguiera una dieta de alimento balanceado para mantenerse fuerte.

Melina y Stefi nombraron a esta perrita “Mabel”, y en pocas horas consiguió una casa de tránsito gracias a Alicia, quien se ofreció a darle los cuidados necesarios para que tuviera un buen parto y más adelante pudiera ser adoptada por otra familia. Alicia se acercó hasta el centro veterinario y se llevó a Mabel a su casa de acogida.

Por supuesto, después de dar a luz, a Mabel la castraron y fue puesta en adopción.

Con un trabajo rápido y efectivo de Melina y Stefi, esta perrita pudo dar a luz en un hogar, rodeada de cariño y los mejores cuidados. Y los cachorritos estuvieron seguros durante varios días hasta que finalmente fueron adoptados.