El viaje hacia la nueva vida de una perra pastor alemán que quedó irreconocible

La historia de esta perrita pastor alemán inició en un barrio de Los Ángeles, en los Estados Unidos, concretamente en las inmediaciones de una escuela primaria de la zona en donde merodeaba todos los días sin rumbo alguno.

Después de que la echaran de dicho lugar por “asustar a los niños”, una mujer decidió llevársela a un refugio para perros cercano para brindarle apoyo.

La perrita se encontraba en tal mal estado, que cuando llegó al refugio el personal veterinario preguntó si todavía se encontraba con vida, dado que lo único que transmitía aquel animal era dolor y sufrimiento. Pero pronto todo ese dolor se acabaría para siempre.

Después de que le dieran agua, comida, un buen baño, mucho descanso, y un tratamiento médico adecuado, poco a poco la perrita pastor alemán se fu recuperando.

Incluso su pelaje volvió a crecer y mucho más hermoso que antes, a pesar de la severa sarna que padecía. ¡Una transformación asombrosa!

El animal recuperó sus fuerzas y mostraba mucha energía para correr y jugar, y de hecho, rápidamente quedó en óptimas condiciones para ser adoptada por alguna familia amorosa que decida llevarla a su hogar.

Una historia triste con un final feliz y asombroso.