El zorro que se salvó de la industria de las pieles en Rusia

Cualquier persona podría imaginar que una mascota ideal para un hogar debería ser un perro, un gato, un canario o hasta una serpiente. Están también quienes adoptan hurones o hámsters, pero no es nada común ver a un zorro viviendo en un departamento.

En la ciudad de Moscú, en Rusia, un joven eligió adoptar a un zorro a través de una página de internet. A pesar de estar prohibida la venta en varias partes del mundo, en Rusia es algo permitido.

El zorro vive en el departamento junto a una familia, pero quien más lo atiende durante el día es justamente este joven, quien lo saca a pasear por el vecindario dos veces por día durante una hora.

Como se puede suponer, este bello zorro llama la atención de todos los vecinos, quienes al verlo, se llenan de curiosidad y hacen diversas preguntas al joven.

Y aunque muchos puedan pensar que es peligroso o perjudicial para la vida del propio animal, lo cierto es que Archi no tiene problemas con nadie: es cariñoso, tranquilo y muy sociable.