Ella no quería a los pitbull, pero un pitbull vecino le terminó salvando la vida

Algunas personas tienen la creencia de que ciertas razas de perros son agresivas por naturaleza, pero esto no es así. Un pitbull salvó a su vecina después de que esta sufriera un accidente, aunque la señora pensaba que el perrito era violento, demostrándole así lo equivocada que estaba.

El pitbull, de nombre Simba, era la mascota de Arjanit Mehana. Ambos vivían en un departamento y tenían una vecina que le temía a los perros, especialmente a los pitbull. La señora creía que, porque Simba era de esta raza, era agresivo y podría atacarla en cualquier momento.



© Foto: Arjanit Mehana

A día de hoy, las personas son más conscientes de que la raza de un perro no determina si es o no agresivo, pues esto en realidad depende de la crianza que reciba. Si un perro crece en un hogar lleno de amor, cariño y respeto, no tiene por qué ser agresivo. Arjanit Mehana adora a su perro Simba; se preocupa porque sus necesidades estén cubiertas, lo pasea cada día y le da mucho amor.

El pitbull salvó a su vecina y demostró lo noble que era

Gracias a los cuidados que Arjanit le ha proporcionado a su mascota, Simba es a día de hoy un estupendo perrito. Un día, cuando regresaban del paseo diario, pasaron frente a la puerta del departamento de la vecina y Simba de inmediato se detuvo; algo le llamaba la atención.


© Foto: Arjanit Mehana

Arjanit pensó que el comportamiento de Simba se debía a los roces que había tenido con la señora. No obstante, el perrito se paró en sus dos patitas traseras y comenzó a rascar la puerta. Esto llamó mucho la atención de Arjanit, quien decidió escuchar a través de la puerta, dándose cuenta así de que su vecina pedía ayuda.



© Foto: Arjanit Mehana

Tras escuchar a la señora, tanto Arjanit como Simba entraron al domicilio, allí encontraron a la vecina en el suelo. Simba se acercó a la señora, quien se apoyó en él para ponerse de pie. La señora había sufrido una caída y su pelvis estaba muy lastimada. Afortunadamente, Simba se dio cuenta de la situación y pudo ayudarla. Después de ese incidente, la señora comprendió que los perritos pueden ser muy nobles y que no todos los pitbulls son agresivos.