Encuentran a dos cachorritos vivos arrojados a un contenedor como basura

Una pareja que se encontraba paseando en bicicleta oyó al costado del camino un llanto que provenía del canasto de la basura apostado en la calle.

Inmediatamente, dejaron sus bicicletas y se acercaron al canasto. Al abrirlo, escucharon aún de más cerca el ruido de un llanto. Revolviendo un poco entre la basura, hallaron dos bolsas con cachorros, que evidentemente, habían sido abandonados de manera cruel en ese lugar.

Rápidamente, abrieron las bolsas y sacaron de allí dentro a los cachorros, apoyándolos en el suelo de la calle. Se veían cansados, con sed y en mal estado.

La mujer les ofreció un poco de agua, aunque uno de ellos sentía desconfianza y se veía con ganas de alejarse del lugar.

Este fue un hecho cargado de maldad, ya que las personas que hicieron este abandono podrían haberlos llevado a un refugio para perros, donde los habrían tratado mucho mejor.

Para fortuna de estos perritos, esta pareja pudo brindarles ayuda antes de que el camión de basura les diera un triste  final.