Encuentran un perrito abandonado sobre un montón de basura con miedo a dejar el lugar

El equipo de rescate  de Hope For Paws fue informado acerca de la situación de abandono de un perrito en una zona industrial. El animalito en cuestión se encontraba abandonado sobre un montón de basura y no mostraba ningún interés en moverse. A simple vista, se podía notar que el pequeño estaba muy asustado. Quizá, por este motivo, no deseaba levantarse.

El área en el que se encontraba el perrito tenía una carretera sumamente transitada por vehículos, siendo así, muy riesgoso para él. Cuando los rescatistas llegaron al lugar, vieron una pila de basura. Al acercarse más, se dieron cuenta que el perro se hallaba entre todos esos desperdicios. Temían que el animalito estuviera lastimado, pues no quería moverse.

Para poder llevarse al pequeño, procedieron a ofrecerle comida y así ganarse su confianza. El perrito al principio se mostraba reacio  a recibir la comida. No obstante, poco a poco, fue confiando más en los rescatistas. Como no tenían ninguna idea del estado del animal, trataron de hacer que se pusiera de pie. Para ello, le ofrecieron más comida.

A pesar de ser abandonado sobre un montón de basura, resultó ser un perrito feliz

El perrito pudo levantarse sin ninguna dificultad, por lo cual, todo parecía indicar que se encontraba bien. Sin embargo, cuando trataron de llevárselo del lugar, comenzó a ponerse nervioso y notablemente asustado. El animalito se rehusaba a dejar el lugar, pues aparentemente, al ser abandonado sobre un montón de basura, este le daba seguridad.

Al observar el nerviosismo del pequeño, los rescatistas decidieron cargar al perrito y llevarlo en brazos hasta el vehículo en el cual lo trasladarían al centro veterinario. Los rescatistas decidieron ponerle de nombre ‘Chico’, y a pesar de tener collar, no tenía microchip. Posteriormente, le dieron un refrescante baño, le brindaron atención médica y mucho cariño.

Chico resultó ser un perrito con mucha energía y bastantes ganas de jugar. Gracias a la colaboración del grupo de rescate Doggie Bonez, Chico pudo encontrar rápidamente un cálido hogar con una familia muy amorosa. Sin duda alguna, el trabajo que realizan cada día los grupos de rescate es digno de admiración.

Estas organizaciones realizan su labor de forma desinteresada. Su tarea es salvar vidas caninas y lo hacen por amor. No obstante, para poder darles nuevas oportunidades a estos perritos, como Chico, necesitan recursos. Por medio de las donaciones y la caridad de las personas, es que estos grupos pueden continuar salvando a los perritos de las calles.