Esta foca quiso saber qué se siente estar en un kayak

Dos kayakistas se encontraban paseando por el mar cuando fueron sorprendidos por la presencia de un amigo que no esperaban.

Una foca los estuvo siguiendo aproximadamente por una milla, pero ambos kayakistas no entendían por qué los perseguía la bonita foca.

Las focas son animales muy tranquilos e inofensivos, que acostumbran a ser sociables y a tener contacto con los seres humanos. Pero lo que les pasó a los dos kayakistas no es algo tan común.

Esta divertida situación se produjo en el Mar del Norte, cerca de Edimburgo, desde donde la foca los persiguió hasta que los kayakistas se detuvieron a descansar un rato.

Inmediatamente, cuando los vio detenidos, la foca comenzó a acercarse a ellos, y lo que hizo fue algo inesperado, ya que, después de varios intentos, finalmente pudo trepar a uno de los dos kayaks.

Ante el asombro de los dos kayakistas, la foca subió y trató de acomodarse en el reducido espacio, mientras era filmada. Después de haber estado un rato y de quedar satisfecha su curiosidad por conocer un kayak, volvió al agua.