Esta gata perdió a sus bebés así que se robó unos cachorritos vecinos para criarlos

Los animales pueden darnos increíbles lecciones de vida y demostrarnos lo mucho que pueden sentir y amar a sus seres queridos. La historia de Miss Kitty es bastante conmovedora, pues nos enseña cómo el instinto materno en todas las especies puede ser, o no, fuerte. Y es que esta gata adoptó a unos perritos tras perder a sus propios mininos.

Miss Kitty era una gata adorable y tenía a una compañera canina llamada Smookie. Ambas estaban por dar a luz a sus crías, siendo la primera en hacerlo Miss Kitty. La gatita no escogió el mejor lugar para cuidar de sus mininos recién nacidos, pues decidió anidarse bajo el tráiler de un vecino. Sus dueños la buscaron para darle un mejor refugio, pero ya era demasiado tarde.

Los mininos de Miss Kitty se encontraban en muy mal estado, pues el lugar en el que se encontraban no era lo suficientemente cálido para mantenerlos a salvo. Pese a los esfuerzos por salvar sus vidas, los pequeños no lograron superar la semana de vida. Miss Kitty estaba destrozada, pues deseaba cuidar de sus gatitos.

La gata adoptó a unos perritos: los cachorros de su amiga Smookie

Mientras tanto, Smookie también ya había dado a luz a sus cachorros. Sin embargo, contrario al comportamiento de Miss Kitty, Smookie no mostraba interés por sus crías. Fue así que Miss Kitty vio la oportunidad de desempeñar su rol como madre, así que tomó a las crías de Smookie y las cuidó como si de sus propios gatitos se trataran

Esta hermosa madre gatuna amamantó a los cachorros y los limpió como si fueran sus mininos. Cuando su familia se percató de la situación, se conmovieron, no obstante, les preocupaba si los cachorros se alimentarían adecuadamente con la leche materna felina. Al llevarlos al veterinario, les dijo que sí podrían alimentarse bien.

Aun así, Miss Kitty no podía cubrir la exigencia de los cachorros, pues estos necesitaban una cantidad mayor de leche. Por ello, el veterinario aconsejó que los perritos recibieran la leche materna de su madre y la de Miss Kitty para que pudiera continuar cuidándolos. La noticia de que esta gatita cuidaba de los cachorros de su amiga canina dio la vuelta al mundo.

Si deseas conocer con más detalles esta conmovedora historia, no dudes en ver el siguiente video. Miss Kitty es un claro ejemplo de cómo los animales también pueden tener un gran deseo por ser madres, mientras que Smookie nos demuestra que no todos están preparados o tienen la intención de desempeñar ese rol.