Esta mujer se gana la vida limpiando los genitales de los caballos

Conoce a Mercedes Hoblin, una mujer que se gana la vida limpiando los genitales de los caballos. Muchas personas podrían pensar que es un trabajo repulsivo, y aunque pueda ser así, Mercedes ama su trabajo. A ella le encantan los caballos, y sabe que lo que hace es por el bien de ellos y su salud.

Cada vez que Mercedes debe realizar su trabajo, se prepara muy bien para llevar a cabo su labor de forma impecable. Para ello, se coloca guantes, se gana la confianza del caballo dándole caricias y golosinas, y luego, con mucho cuidado, se dispone a limpiar el genital del animal. Todo esto lo hace sin ayuda de sedantes ni nada similar, solo ganándose la confianza del caballo.

Este trabajo tiene una gran importancia para el animal, pues con el tiempo, sus genitales pueden llenarse de suciedad y esmegma. Todo esto junto, puede formar piedras en los genitales del caballo, lo cual puede afectar su calidad de vida. Por lo tanto, es importante limpiar bien el área cada cierto tiempo.

Limpiando los genitales de los caballos se asegura de que estén saludables

Mercedes antes se dedicaba al cuidado de personas mayores, pero debido a su gran amor por los caballos, decidió cambiar su oficio. Ella está consciente que los caballos necesitan que quienes los domestiquen les limpien sus partes privadas. Por ello, tomó la decisión de ofrecer este servicio en su localidad, y se le da bastante bien.

Ella, con mucha paciencia y cariño lleva a cabo esta importante tarea. Eso sí, afirma que el olor que expiden los genitales de estos animales es la peor parte del trabajo. A pesar de esto, ella continúa haciéndolo, pues sabe que es lo mejor para los caballos. Aunque muchos  piensen que este es el peor trabajo del mundo, para Mercedes no es así.

De hecho, afirma que en algunas ocasiones se ha topado con gusanos viviendo en los genitales de estos animales. Esto sin duda nos demuestra lo importante que es brindarles una buena higiene a los equinos. Mercedes sabe muy bien que las personas bromean mucho acerca de su oficio, pero ella no se lo toma a mal, y de hecho, es bastante profesional.

Después de todo, alguien tiene que hacer el trabajo sucio, como dicen por ahí, y esta mujer vio la oportunidad de emprender con este trabajo y además ayudar a los caballos ¿Y tú qué opinas?