Esta perrita es ciega y sorda, pero su dueña se comunica con ella de una manera muy especial

La genética funciona de una forma muy interesante, y es esta la que determina cómo será el pelaje y demás rasgos en un perrito de acuerdo a los genes de sus padres, y lo mismo sucede en todos los seres vivos. Hay un gen llamado el gen merlé, el cual consiste en una mutación del gen PMEL. Esto provoca que los perros con el gen tengan una coloración en su pelaje, ojos y piel distinta.

Este gen no tiene que ser necesariamente un problema, siempre y cuando no se realice una cruza entre dos perritos con este gen. Al realizarse este tipo de cruce, se da lugar a cachorros doble merlé. Esto sí que puede generar problemas de salud en la camada, ya que es habitual que se desarrollen problemas de visión y audición. Maisie es una perrita doble merlé, y es por ello que ella es ciega y sorda.

Maisie fue encontrada por Haley, su actual dueña; cuando apenas era una cachorrita. Ella decidió cuidarla al principio como un hogar temporal, pero con el tiempo se encariñó mucho con la perrita y no pudo dejarla ir. Para comunicarse con Maisie, Haley le enseñó a diferenciar las señales mediante pequeños toques.

Su gen merlé causa que no pueda ver ni oír

Maisie es una perrita muy inteligente, y aprendió rápidamente a comunicarse con su dueña por medio de toques. Cuando Haley toca el costado de su pata, Maisie sabe que debe darle la patita; si Haley toca la parte cerca de su cola, Maisie sabe que debe sentarse, y así con otras señales.

El problema de salud de Maisie pudo ser completamente prevenible con una correcta cruza de perros. Sin embargo, muchas personas consideran el color merlé como algo exótico y atractivo, por lo cual intentan hacer cruzas entre dos perros merlé para obtener cachorritos con este tipo de gen. No obstante, como se explicó anteriormente, este tipo de cruzas derivan en cachorros con problemas auditivos y de visión.

No se puede negar que los perritos con este gen lucen adorables y son especiales, aun así, se debe ser responsable con la cruza de estos animales para evitar generaciones con problemas de salud como los de Maisie. Por fortuna, esta perrita encontró a Haley, quien le enseñó a comunicarse y la cuida excelentemente. Ahora Maisie es una perrita feliz y llena de energía.

Sin embargo, no todos los perritos doble merlé tienen una vida feliz, ya que los criadores irresponsables al darse cuenta de que los cachorros nacen con problemas de salud, deciden abandonarlos a causa de ‘sus defectos’; problemas que pueden ser evitados simplemente con no cruzar merlé con merlé.