Esta perrita murió de tristeza después de que su familia la abandonara para poder hacer un viaje

Algunas personas parecen no entender que los perritos tienen sentimientos como nosotros y que pueden deprimirse al ser abandonados. Es tan grave esto que una perrita murió por el abandono de su familia. Ella era Julie, una Bichón Maltés adorable, que a pesar de ser amorosa y haber vivido 12 años junto a su familia, fue abandonada como un objeto viejo.

¿Te imaginas tener un hijo de 12 años y luego abandonarlo para poder ‘disfrutar de tu vida’? Por supuesto que no, es inconcebible. Si bien un perrito no es un hijo, es muy similar, y compartir 12 años de tu vida junto a un ser es importante. Pero hay personas insensibles que al parecer no le dan valor al tiempo y al amor que sus mascotas les brindan.

Así era la familia de Julie, que pese a los 12 años que vivieron con la perrita, la abandonaron simplemente porque deseaban viajar y ella los ‘ataba’. Fue dejada en el Serving Carson Shelter Dog, y su tristeza era claramente visible. Sus cuidadores inmediatamente la publicaron en Facebook para que pudiera encontrar un hogar, pero eso no fue posible.

Al poco tiempo la perrita murió por el abandono de su familia

Tan solo cuatros días bastaron para que la depresión de Julie consumiera su vida. Este fue el tiempo suficiente para que la perrita perdiera las esperanzas tras ser abandonada por su familia. Lamentablemente, Julie falleció después de 4 días en el refugio. Ella sufría de insuficiencia renal, pero lo que le quitó la fuerza para seguir luchando por la vida fue el abandono.

Esta triste historia nos demuestra lo insensible que podemos llegar a ser los seres humanos. Asimismo, nos demuestra el gran amor y los sentimientos tan fuertes y puros que pueden tener los perritos. Julie amaba con todo su corazón a su familia y por ello no pudo soportar lo que le hicieron. Es necesario que tomemos conciencia sobre esto, y es que los perros tienen la inteligencia de un niño de 2 años.

Esto quiere decir que sienten el abandono, extrañan a sus seres queridos y pueden amar tanto como nosotros. Por ello hay que tener en cuenta sus sentimientos y respetarlos. Simplemente es insensible abandonar a tu mascota después de tanto tiempo compartiendo con ella. Julie lamentablemente se topó con una familia insensible que, de alguna forma, le arrebató la vida.