Este es Río, un perro que fue abandonado dentro de una bolsa

Los perros son seres que merecen ser amados, pues están dispuestos a entregarlo todo de manera incondicional. Aun así, hay personas crueles a las que les falta mucha humanidad y son capaces de cometer terribles actos que atentan contra la vida animal. Esto lo sufrió Río, un perro que fue abandonado dentro de una bolsa al lado de un río.

El equipo de rescate de perros Patitas al rescate, recibió un mensaje de una mujer en el que exponía el caso del pequeño can. Al recibir la dirección en donde se encontraba el perro, de inmediato se dispusieron a acudir al lugar. Era un día lluvioso, pero eso no los detuvo. Al llegar vieron una bolsa blanca moviéndose y rápidamente se acercaron a ver lo que era.

Al abrir la bolsa, comprobaron que se trataba del perrito, el cual se encontraba completamente mojado y temblando de frío. Tras llevarlo a un lugar seco y cálido, se le proporcionó alimento y agua, y por supuesto, fue secado con paños secos para evitar que sintiera más frío.

Este perro que fue abandonado dentro de una bolsa no tendrá que sufrir más

Río fue llevado al veterinario para evaluar su salud, pues claramente tenía sarna y su pelaje estaba lleno de enredos, lo que indicaba que llevaba tiempo en estado de abandono. El veterinario señaló que, en efecto, tenía sarna y esta había provocado que se le cayera el pelo, pero con el tratamiento adecuado, Río se pondría mejor.

De acuerdo con el doctor, el perrito tenía menos de 2 años de edad, así que su corta edad le facilitaría la recuperación y sanación de las heridas. Después de muchos antibióticos, tratamientos y cuidados especiales, además de, por supuesto, mucho amor; Río ya estaba casi listo para ser adoptado. Pasaron 45 días para que el perrito pudiera vencer la sarna y que su pelo comenzara a crecer.

Tras esos 45 días, se le realizó un corte de pelo al pequeño y se continuó con el tratamiento, pues aún tenía un poco de sarna en su nariz. Finalmente, cinco semanas después, Río era un perro totalmente nuevo. A pesar de todo el sufrimiento que vivió, este pequeño mantuvo su espíritu inquebrantable y no sufrió ningún tipo de daño psicológico.

Ahora Río tiene la oportunidad de tener una familia amorosa que no lo abandonará jamás. Si deseas conocer con más detalle la historia de Río, no te pierdas el siguiente video.