Este gato iba a ser sacrificado pero terminó salvándole la vida a la bebé de la familia que lo adoptó

Las mascotas son más que eso, son parte de la familia y pueden sorprendernos de muchas formas. Tal es el caso del pequeño Herbie, un adorable gato que salvó la vida de una niña, la hija de su dueña. Por lo general, los perros son los que protagonizan este tipo de historias, pero esta vez fue un gatito el que actuó heroicamente.

Janine DeMartine es una madre soltera que tiene una pequeña hija, ella suele escribir acerca de los beneficios sobre las mascotas y los animales de terapia, y pronto comprobaría por sí misma lo que tanto defendía. Tras conocer que Herbie, un adorable gatito, sería sacrificado en el Refugio Animal de la Esperanza en Staten Island, Janine decidió adoptarlo.

Al pasar los días, Janine se dio cuenta de que el gatito era de lo más dulce y juguetón, y estaba muy contenta de haberlo salvado y llevado a casa consigo. Un día como cualquier otro, Janine se dispuso a descansar después de haber terminado con los quehaceres del hogar y de haber llevado a su hija a dormir. Sin embargo, Herbie comenzó a comportarse extraño.

El gato que salvó la vida de una niña es ahora un héroe para su familia

A Janine le pareció curioso que su gato estuviera tan inquieto, pero pensó que era normal, ya que, después de todo, los gatos suelen ser más activos por la noche. No obstante, Herbie estaba muy intranquilo, y Janine ahora sospechaba que algo no andaba bien. Al poco tiempo, la mujer decidió prestar atención al comportamiento de su gato, quien le llevó directo a la habitación de su pequeña hija Isabella.

Seguidamente, Janine entró a la habitación de su hija, y de inmediato descubrió la razón del comportamiento de Herbie. La pequeña Isabella tenía cubierto su rostro por completo con una sábana, la cual estaba enrollada alrededor de su cabeza y le impedía respirar. Janine pudo escuchar como su hija se estaba asfixiando; afortunadamente había llegado a tiempo para salvarla.

Gracias a Herbie, la niña no sufrió ningún daño y ahora está sana y salva. La familia de este lindo gatito ahora está muy agradecida con él. Si bien Janine le salvó la vida a Herbie, quien estaba a punto de ser sacrificado, él le devolvió el favor salvando la vida de su hija. Esta historia nos demuestra que nuestras mascotas pueden ser como nuestros ángeles guardianes.