Este poodle lleno de rastas consigue una gran transformación

Los perritos son mascotas incondicionales que merecen ser amados del mismo modo en que ellos lo hacen con nosotros. Lamentablemente, no todas las personas piensan igual; creen que los perritos no merecen cuidados ni atención, por lo tanto, los descuidan y permiten que estén en condiciones deplorables. Tal es el caso de Sugar, un poodle lleno de rastas hallado en Tailandia.

Al ver a lo lejos a este perrito, podría parecer todo menos un animal. El pobre Sugar tenía su pelaje completamente enredado. Sus rastas eran tales que el perrito apenas podía moverse. Claramente, el pequeño no había tenido un baño ni un corte de pelo en mucho tiempo. Al estar en ese estado, seguramente lo estaba pasando muy mal.

Los vecinos de la zona, al darse cuenta del estado de Sugar, decidieron reportar el caso, pues era evidente que su dueño no se estaba haciendo cargo del pequeño. Fue así que la fundación Watch Dog Thailand acudió al lugar para rescatar a Sugar, quien pronto quedaría irreconocible gracias al esfuerzo y el amor que la fundación le daría.

Un poodle lleno de rastas que pronto estaría libre de su pelaje sucio y descuidado para estar lleno de amor

Al ser rescatado de su antiguo hogar, Sugar recibió un merecido corte de pelo y un refrescante baño. Ahora este perrito podría descansar y moverse con total libertad, pues antes el pelaje le impedía llevar una vida normal. Después de atenderlo, la fundación habló con su anterior dueño para poder relocalizar al pequeño Sugar.

La persona que permitió que el perrito llegara a estar en ese estado, autorizó a la fundación para que dieran en adopción a su mascota. De acuerdo con el anterior dueño de Sugar, actualmente estaba pasando por una situación financiera difícil, por lo cual no podía hacerse cargo del perrito.

Por fortuna, este cachorro logró recibir la ayuda que necesitaba por parte de Watch Dog Thailand Foundation. Después de esto, sin duda era un perrito totalmente diferente e irreconocible. Ahora Sugar se encuentra en un refugio para perros y está esperando encontrar un nuevo hogar que pueda brindarle todos los cuidados que necesita.

Tener mascotas es una gran responsabilidad, no es simplemente tenerlas porque son lindas o porque pueden jugar con los niños. Es necesario comprometerse a brindarle todos los cuidados necesarios, desde una buena alimentación, hasta una buena higiene y asegurarles su correcto entretenimiento y/o esparcimiento.