Estos perritos pueden ayudar en la cura contra el cáncer

No hay duda alguna de que los perros pueden traer alegría a cualquiera. Estos animales  poseen un encanto y una pureza que son contagiosos. Los perritos pueden devolverles el ánimo a las personas con su amor puro e inocencia. Tal es el caso de los perros de ADATS. Estos les llevan alegría a los niños con cáncer en República Dominicana.

La Asociación Dominicana de Animales de Terapia y Servicio es una asociación sin fines de lucro que realiza su labor por vocación. Los perritos de ADATS reciben un entrenamiento especial a partir de los cuatro meses de vida. De este modo, estarán listos para compartir con los niños y demás personas que los necesitan en sus vidas.

¿Y cómo estos perritos pueden ayudar a las personas que padecen alguna enfermedad? Ellos les permiten olvidarse, al menos por un momento, de su situación. Los ayudan a aliviar la tensión y liberar el estrés, a sonreír y a ser felices. Los niños con cáncer pueden jugar con los perritos y estar mejor preparados para los tratamientos.

Estos animales están entrenados para realizar algunos trucos que harán reír a niños y adultos. El ambiente en el hospital cambia completamente cuando los perritos entran, trayendo una energía alegre y positiva. Los niños pueden olvidarse de los motivos por los cuales están allí. Y cómo no, disfrutar de la compañía de estos amigos perrunos.

Los niños con cáncer pueden disfrutar alegremente de la compañía de estos perritos

Como se mencionó anteriormente, ADATS es una asociación sin fines de lucro. Además, su presidenta afirma que la asociación se sostiene por su cuenta y no reciben donativos. ADATS recibirá con los brazos abiertos a cualquier persona que quiera ser voluntario en el hospital.

Además, quienes tengan perritos que sepan socializar y cumplan con lo necesario, también podrán llevarlos para visitar a los niños con cáncer. Lo que busca esta asociación es que los niños puedan sobrellevar el tratamiento de una forma menos estresante. Las mascotas ayudan mucho durante este proceso, pues les hace sentirse en un ambiente completamente distinto.

Estos perritos, con su sola presencia, consiguen dibujar una sonrisa en cada niño. Algunos niños, al principio, se mostrarán tímidos, pero al ver lo juguetones y adorables que son estos canes, estarán dispuestos a jugar con ellos.

La labor que realiza esta asociación es admirable. Los niños necesitan estar alegres en cualquier circunstancia y olvidarse de su enfermedad, aunque sea, por un breve momento. Gracias a estos perritos y ADATS, todo esto es posible.