Estudiante mexicana diseña las croquetas anticonceptivas para perritos callejeros

Para nadie es un secreto que en muchos países hay una gran población de perritos habitando en las calles, ya sea porque han sido abandonados, se han extraviado o simplemente han nacido en las calles. Los perros callejeros pueden reproducirse rápidamente, incrementando así el número de perritos sin hogar. Por fortuna, se está desarrollando un anticonceptivo para perros en croquetas.

La estudiante mexicana de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Sheila Irais Peña Corona, desarrolló y patentó un método anticonceptivo no invasivo para los perritos. De este modo, ella aspira controlar la natalidad de estos peluditos y así evitar que sufran en las calles por falta de un hogar amoroso.

De acuerdo con la estudiante, el proyecto aún está en etapa experimental pero continúan trabajando en él. El objetivo que se busca es crear un método de esterilización no invasivo, como las cirugías, y que no tenga efectos adversos sobre los canes. Y por supuesto, una buena forma de lograrlo es creando un anticonceptivo en croquetas que se administre vía oral.

El anticonceptivo para perros en croquetas en realidad no está en croquetas

Este anticonceptivo desarrollado por Sheila Irais Peña Corona se administra vía oral, aunque no está realmente integrado a una croqueta para perros. Aun así, puede adicionarse a las croquetas para que los caninos la consuman y así controlar la natalidad de estos.

Este es un asunto que interesa a toda la comunidad, ya que la población canina en las calles aumenta un 20% cada año en México. Esto, de unos 23 millones de perritos que deambulan sin hogar por las ciudades y calles mexicanas. Es por esto mismo que es menester encontrar una pronta solución para evitar que estos perritos continúen reproduciéndose de forma descontrolada.

Al estar en una etapa experimental, aún queda un largo recorrido para que este anticonceptivo no invasivo pueda ser empleado para el control de natalidad de los perritos callejeros. En muchos países es habitual obsequiar un cachorrito como regalo de navidad e incluso de cumpleaños. Sin embargo, muchos de estos perritos terminan siendo abandonados.

Es de suma importancia que quienes adopten a una mascota se comprometan a cuidarla, amarla y respetar sus derechos por siempre. Los animales no son juguetes ni objetos que pueden ser desechados cuando ya no los queremos, son seres vivos que sienten y aman como nosotros. La sobrepoblación de perritos en las calles también es nuestra responsabilidad.