Estudios recientes revelan que los gatos no son tan independientes como se cree

Se tiene la creencia popular de que los gatos son mascotas independientes que poco necesitan a sus dueños. Sin embargo, tras múltiples estudios se ha logrado comprobar que los gatos no son tan independientes como se cree y que, de hecho, también sienten gran apego y cariño por los seres humanos que los cuidan.

Un estudio realizado por la Universidad de Oregon obtuvo resultados muy interesantes respecto al apego de los gatitos por sus dueños. Tal parece que los mininos pueden percibir a sus dueños como si se tratasen de sus propias madres, pues la ansiedad que experimentan cuando estos no están es similar a la que sienten cuando se alejan de sus madres.

Además, otro estudio también demostró que los gatos saben cómo manipular a sus dueños con maullidos. Al maullar, los gatitos buscan llamar la atención de sus dueños, e incluso varían el tono del maullido de acuerdo a la necesidad o urgencia que tengan.

¿Por qué los gatos no son tan independientes como se cree?

El estudio que realizó la Universidad de Oregon consistía en colocar a varios gatos con sus dueños en una misma habitación durante dos minutos. Posteriormente, los humanos debían salir de la habitación por otros dos minutos. Tras esto, los gatos empezaron a experimentar apego y ansiedad.

Lo más curioso fue que, cuando los humanos regresaron, los gatos reaccionaron de diversas maneras. Un 60% de los gatos del estudio mostraban gran apego hacia sus dueños, mientras que un 30% reaccionaba de una forma completamente distinta; se alejaban y mostraban cierto enojo, demostrando así que continuaban sintiendo cierto grado de estrés.

En general, el 65% de los gatos del estudio demostraron ser muy apegados a sus dueños, este apego era muy similar al apego que sentían los gatitos con sus madres. Así que, en pocas palabras, los dueños de gatos representan de alguna forma una figura materna para los mininos.

Sin duda, los gatos son mascotas fascinantes, cada uno cuenta con su propia personalidad y expresan su amor de diversas maneras. La próxima vez que llegues a casa y veas que tu gatito no te recibe sino que hace todo lo contrario, ya sabrás que lo hace porque está molesto y desea demostrar su enojo.