EXCESO DE TERNURA: Cachorritos aprendiendo a aullar por primera vez

El aullido es una noble tradición que data de muchos siglos para los perros, la que nos lleva hasta un pariente lejano de los mismos: el lobo. Salvajes, los lobos aullan como una forma de localizarse entre ellos y para ubicar dónde se encuentran los demás miembros de la manada.

Aunque los cachorros de hoy en día no tienen necesidad de aullar, a veces vuelven a sus antiguas costumbres para exponernos algunas de sus increíbles vocalizaciones, en especial cuando escuchan un sonido semejante al que hace una manada de lobos cuando aúlla.

En este video nos encontramos con una camada de cachorros que están aprendiendo a ladrar y a aullar por primera vez.

Es muy interesante, porque se pueden ver de a poco la actitud y la audacia que comienzan a formar a medida que los cachorros desarrollan la capacidad de expresarse.

Esto es lo que demuestra que los perros no son necesariamente tan distintos a los seres humanos cuando se trata de desarrollar la identidad a través de la expresión.