Faith estaba al borde de la muerte, pero sorprendió a la familia que lo adoptó

Una madre estadounidense y sus hijas que viven en Ankara, Turquía, son voluntarias en un refugio de animales con más de 4.000 perros. Todas ellas son amantes de los animales, así que pensaron que sería una buena idea ayudar al refugio, ya que tantos la tareas como los gastos de la alimentación de los perros era un problema.

Ellas donaron su tiempo en el refugio de animales local. Pero lo que allí vieron fue impresionante. Una de las niñas se puso a llorar al ver tantos perros sufrir todos los días.

Al ver que muchos perros se estaban muriendo de hambre debido a la incapacidad económica del refugio para alimentarlos, ellas decidieron llevar a unos cuantos de ellos a su casa para que murieran en paz. Entre ellos, estaba Faith, que tenía varias enfermedades y sus días estaban contados.

Sin embargo, el perrito Faith tenía otros planes para su futuro, y aunque ya estaba cerca de la muerte, lo que sucedió te dejará totalmente sorprendido.