Familia adoptó a un perrito rescatado y en silla de ruedas, pero lo abandonaron por razones absurdas

Un grupo de rescate canino que pone en adopción a los perritos que rescata presenció uno de los momentos más tristes que un perrito adoptado puede sufrir. Dickens, un pequeño que había sido rescatado por este equipo, fue adoptado por una familia aparentemente perfecta. Lamentablemente, el perrito en silla de ruedas fue completamente abandonado.

Dickens fue hallado a un lado de la carretera con la cadera rota y estaba siendo comido por los gusanos. Quienes lo rescataron hicieron su mayor esfuerzo por salvar su vida, y así lo hicieron. Una vez recuperado, este pequeño fue puesto en adopción. Todos los centros de adopción de perros hacen un seguimiento meticuloso para asegurarse de que las familias se harán cargo responsablemente de la mascota que adoptan.

Lo mismo hizo el centro que puso en adopción a Dickens, y conocieron a una familia que parecía ser la indicada. En la familia tenían ya otras mascotas, y la niña de la pareja estaba encantada con Dickens. Después de ver cómo era la familia y lo contentos que estaban con este perrito, procedieron con la adopción.

El perrito en silla de ruedas que no conocía más que el abandono

Con el pasar del tiempo, la familia mandaba fotos y vídeos de Dickens para mostrar lo bien que se encontraba en su nuevo hogar. Incluso, un periódico local (todo se desarrolló en Palma de Mallorca, España) realizó un reportaje sobre el acto ‘heroico’ que había hecho la familia al adoptar a Dickens. En los periódicos, la pareja invitaba a la gente a pasarse por su tienda de alimentación deportiva para que conocieran al perrito.

Como es natural, al pasar más tiempo, las familias no envían tantas fotos de sus mascotas adoptadas, lo que sucedió también con esta familia. Sin embargo, después de 9 meses, el centro de rescate recibió un correo de la familia asegurando que no podían cuidar más de Dickens por diversos asuntos.

Cuando el equipo fue a recoger al perrito al aeropuerto, la cara de este era muy conmovedora. Dickens parecía comprender que estaba siendo abandonado, y su carita demostraba una enorme tristeza.

El acto de esta familia parecía ser más algo propagandístico que otra cosa, pues de acuerdo a lo que se podía ver en sus redes sociales, sí que tenían el tiempo suficiente para cuidar del perrito.  Sin duda los más afectados fueron Dickens y la niña de la familia, pues ella estaba encantada con el perrito. Si deseas conocer mejor esta triste historia, mira el siguiente video.