Fue salvado de la eutanasia y ahora es el primer perro del mundo que patina sobre hielo

Este encantador perro Labrador vive sus días en una pista de patinaje de Las Vegas, después de que fuera salvado de lo peor que le puede ocurrir a un animal: la eutanasia.

Benny, que tiene cinco años, estuvo día y noche aprendiendo a patinar sobre hielo durante un año. Es que la ex entrenadora Cheryl Del Sangro, de 56 años, es su dueña, y fue quien lo llevó a un entrenamiento.

A lo largo de esa primera experiencia en el hielo, el agradable Benny se deslizó por la superficie helada después de que su dueña recogiera los discos, actitud que incentivó a Cheryl, quien había pedido la adopción del perro en un refugio cuando tenía pocas semanas de vida, a adoptarlo como su nuevo estudiante.

A partir de ese momento, Cheryl llevó a cabo el entrenamiento de Benny dos veces por mes en el Las Vegas Ice Center, donde le enseñó gran cantidad de trucos que comprenden cruces, giros y saltos.

Hasta le hizo a Benny unas botas para el hielo muy bonitas y especiales que llevan cuchillas que le ayudan a no resbalarse en la pista, y que él usa en sus patas delanteras, a la vez que emplea sus patas traseras para agarrarse.

Como se ve, Benny es un perro muy feliz, y le encanta aprender nuevos trucos. No se puede evitar sonreír cuando lo ves.