Gato travieso es descubierto dejando escapar a sus compañeros del refugio de sus recintos

Un pequeño gatito llamado Quilty que se encontraba en un refugio causó gran revuelo por sus travesuras. La Organización de Rescate de Animales Friends for Life en Texas, Estados Unidos, estuvo un par de semanas lidiando con un problema bastante inusual. Y es que Quilty, el gatito, abrió las puertas del refugio provocando que los demás animales caminaran libremente por el recinto.

Por supuesto, el personal del refugio no sospechaba quién podría ser el responsable del acto, preguntándose quién estaba liberando a los animales para que caminaran a sus anchas por todo el refugio. Finalmente, y después de un buen tiempo, el personal logró descubrir quién era el culpable.

El pequeño Quilty, un gatito de 6 años, fue hallado con las manos en la masa. Resulta que Quilty saltaba hacia el pomo de la puerta, y con el peso de su cuerpo conseguía abrir la puerta. Debido a esto, el personal tuvo que actuar inteligentemente para evitar que esto continuara sucediendo.


© Foto: Facebook / Friends for Life Animal Rescue Organization

El gatito abrió las puertas del refugio, pero pronto ya no podría hacerlo más

Lo que hizo el personal fue aislar a Quilty, es decir, estaría en una habitación solo, separado de los demás animales. Además, para evitar que continuara sucediendo el incidente, sujetaron una escoba con una cuerda al pomo de la puerta, de modo que cuando Quilty saltara hacia el pomo, el peso de su cuerpo no fuera suficiente para abrir la puerta.



© Foto: Facebook / Friends for Life Animal Rescue Organization

La historia de Quilty conmovió a los internautas, quienes señalaron que el pequeño solo quería ayudar a sus amigos. Por otro lado, muchos bromearon con organizar una campaña para que liberaran a Quilty y no lo mantuvieran aislado. De cualquier modo, el gatito está viviendo en excelentes condiciones, tiene suficiente espacio, aireación y elementos recreativos.


© Foto: Facebook / Friends for Life Animal Rescue Organization

Cabe mencionar que el anterior dueño de Quilty se había quejado de que el gatito le había abierto la puerta al perro en varias ocasiones. Por lo tanto, queda demostrado que este pequeño felino tiene un pasatiempo bastante peculiar, pues al parecer le encanta abrir puertas.

La organización aseguró que Quilty estará en las mejores condiciones durante su estadía en el refugio, y que esperan que pronto encuentre un nuevo hogar en el que pueda continuar disfrutando de su inusual pasatiempo, abrir puertas.