Gracias a un amoroso tratamiento, este perro pudo sobrevivir a unas graves quemaduras sufridas en el Bronx

Advertencia: en el siguiente video se muestran algunos instantes (entre los segundos 0:10 y 0:30) de un perro siendo curado de sus quemaduras, si eres demasiado sensible adelántalo 30 segundos.

Aunque no sabemos ciertamente qué es lo que provocó estas quemaduras, sí estamos seguros de que estos especialistas hicieron el mejor trabajo de sus vidas. En un estado delicado y con la mayor parte de su cuerpo quemado, este pit bull llegó a ASPCA dolorido y hasta con pocas esperanzas de una recuperación exitosa.

Smitty fue encontrado en la calle por un hombre que circulaba por el barrio Bronx, en Nueva York, y lo llevó a ASPCA, donde hicieron un trabajo profesional con sus quemaduras.

Gracias al empeño y amplios conocimientos de todos los veterinarios de ASPCA, en varias semanas Smitty comenzó a mejorar. Su piel comenzó a cicatrizar y ya no fueron necesarias las vendas para cubrir su piel lastimada.

A pesar del mal momento que tuvo que pasar en su vida, Smitty nunca ha perdido la alegría, y en cada sesión de rehabilitación, no ha dejado de jugar y de luchar para superar su quemadura de piel.