Gringo, el perro héroe sin hogar que salvó a un hombre de la paliza de unos asaltantes

Estas son las impactantes imágenes que capta una cámara de seguridad en el distrito de Ate, en Lima, Perú, cuando un hombre fue brutalmente atacado por tres delincuentes que no solo lo amenazaron con armas, sino que ante lo que ellos consideraron una poca colaboración, lo atacaron salvajemente a punta de patadas.

Einer vivió los peores momentos de su vida sin imaginar que un peculiar héroe estaba a punto de salvarle la vida. Todo ocurrió cuando este joven de 26 años regresaba de otra jornada de trabajo. A pocos metros de su casa, en Ate Vitarte, Einer se percató de que un auto lo venía siguiendo.

De pronto, tres sujetos descendieron de una camioneta blanca con pistolas en mano y fueron directo hacia el canguro que llevaba en la cintura, suponiendo que llevaba algo de valor. En ese momento comenzaron a  forcejear y lograron quitárselo. Pero eso no fue todo. A los pocos segundos, y cada vez con más forcejeos, lo lanzan al suelo y ahí reducido empezaron a golpearlo salvajemente. Lo patearon varias veces y hasta le pisaron la cabeza una y otra vez.

Cuando uno de estos hampones se disponía a quitarle una zapatilla, llegó la salvación para Einer. Apareció un perro llamado Gringo en la escena.

Sí, un angelito de cuatro patas que estaba indignado por el ataque se acercó sin temor directo a clavar sus dientes en una de las nalgas de los delincuentes, quien se asustó por la mordedura.

Al ver la valentía y fortaleza de Gringo, los delincuentes escaparon corriendo.

Gringo se convirtió en un héroe y su acto justiciero llegó a todas las redes sociales y programas de TV. Cuentan que Gringo era un perrito callejero que los vecinos decidieron adoptar por su nobleza y valentía. Entre todos les dan agua, comida y cariño. Es el gran guardián de la cuadra, pues no es la primera vez que sale en defensa de una persona indefensa.

Dicen que hasta defiende a los perros más pequeños cuando otros más grandes intentan molestarlos. Por su parte, Einer está muy agradecido con este héroe de cuatro patas que no dudó en salvarle la vida, ya que quizá no se hubiera librado si Gringo no aparecía en escena para espantar de un mordisco a los ladrones.