Hamlet aprende a bajar las escaleras para comer su avena: amarás a este valiente micro cerdito

Cada vez se hace más común tener cerditos como mascotas en nuestro hogar, ya que son animales tranquilos, buenos y simpáticos.

Esto es lo que hizo esta familia de Oregon, Estados Unidos. Adoptaron un cerdito de pocos meses de edad y le pusieron de nombre Hamlet, quien en poco tiempo ya estuvo acostumbrado a la rutina doméstica.

Una mañana, luego de dormir juntos con Hamlet en la cama, la pareja se levantó y decidió que era el día apropiado para que aprendiera a bajar él solo, sin la ayuda de nadie, la temible escalera.

Por este motivo el joven dejó en lo más alto de la escalera al cerdito, quien estaba indeciso y con miedo de probar bajar los escalones. Nunca lo había hecho.

Hamlet se siente inseguro, por lo que el joven decide tentarlo con un sabroso plato de comida. Esto parece que le dio valor y coraje al cerdito, ya que de a poco comenzó bajando los escalones. Primero uno, luego otro, hasta ir tomando práctica y bajar los restantes de manera más segura y natural.

Finalmente, ya en el último escalón y con mucha hambre, el cerdito se tira y se zambulle directamente en el plato con comida, y la pareja comienza a reír. Un chanchito muy dulce.