Hombre descubre lo que pasa con su perro cuando lo deja solo en el hogar

A los Rottweiler les encanta quedarse en casa con gente. No se recomienda dejarlos solos, ya que se volverán destructivos, agresivos y aburridos. Todo dependiendo de la educación que se les haya brindado.

En este video, el dueño de un perro Rottweiler salió y dejó a su perro solo. Pero quería saber cómo se comportaba cuando la familia no estaba en el hogar. Para esto, le colocó una cámara GoPro sobre el lomo para ver qué hacía en su ausencia.

Este Rottweiler, llamado Bruno, anduvo inquieto por la casa mientras sus dueños salieron un rato. La cámara portátil captó cada movimiento que hizo el perro mientras exploraba la casa en una búsqueda infructuosa de su familia, deteniéndose unas cuantas veces para beber del inodoro y tomar un bocadillo.

Sintiéndose un poco desesperado, el pobre Bruno gritó tristemente pidiendo ayuda en la parte superior de las escaleras, lo que alarmó a su dueño cuando vio el video más tarde.

En Alemania es ilegal dejar a un perro en casa durante más de cuatro horas al día. Sin embargo, en la mayoría de los países esto no está mal visto, por lo que dejan a sus mascotas en el hogar durante varias horas.

Muchas veces, los animales sufren porque tienen calor, hambre, sed o tristeza. Aunque cabe aclarar que no es el caso de Bruno, que lo único que ha sentido es un poco de aburrimiento y deseos de que sus dueños volvieran rápido para sentirse acompañado.

Así, cuando quedó solo, Bruno recorrió cada rincón de la casa. Miró por la ventana para ver cómo se alejaban sus dueños, y desde ese momento no se detuvo. Comió algo que había sobrado en un plato sobre una mesa, bebió agua del inodoro, subió las escaleras y hasta gritó pidiendo que sus dueños volvieran.

Mucha gente se ha escandalizado por el agua del inodoro. Pero el agua estaba limpia. Era la misma agua del grifo.

Los Rottweiler, también conocidos cariñosamente como Rotties, son actualmente el noveno perro más popular en los Estados Unidos. A veces tienen mala reputación, pero los Rottweiler son fácilmente entrenados, lo que los convierte en guardianes leales, cariñosos y seguros de sí mismos.