Insólito rescate: un hombre ayuda a un pájaro a despegarse de una baranda congelada

Los países próximos al Polo Norte tienen un clima bastante particular y rústico, especialmente en invierno, cuando las heladas son constantes y las temperaturas suelen ser negativas durante varios meses.

En un recorrido por el campo, un hombre se cruzó con un pequeño pájaro, pero no estaba precisamente volando. Al acercarse a este adorable pajarito, advirtió que sus patas estaban pegadas a una baranda metálica que estaba congelada.

Cada intento que hacía moviendo sus pequeñas alas eran en vano, ya que jamás iba a poder volar, por lo menos hasta que la baranda metálica se descongelara.

Pero con su gran corazón, este hombre primero abrazó delicadamente al pajarito con su mano para darle calor, y posteriormente comenzó a soplar sobre la baranda congelada.

En pocos segundos, y ante una espera muy paciente del pajarito, sus patas se pudieron despegar y el hombre abrió su mano para que volviera a volar con total libertad.