Joven estudiante fabricó una impresora 3D para hacer prótesis gratuitas para perritos amputados

Existen personas que actúan de manera tan noble y desinteresada, que muchas veces nos hacen ver que no todo en la humanidad está perdido. Un claro ejemplo de esto, es la historia de Alejandro Colli, un joven de 19 años que estudia ingeniería y reside en Lanus, Argentina. Este chico, se ha dedicado de manera desinteresada a fabricar prótesis caseras para obsequiárselas a los perritos que las necesiten.

Todo empezó un día, cuando Alejandro a través de diversos tutoriales que encontró en YouTube, decidió comenzar con la tarea de fabricar su propia impresora 3D desde su hogar. Cuando lo logró, comenzó a imprimir moldes para hacer galletas, recibiendo una remuneración a cambio de ellos, resultándole esta actividad rentable.

Sin embargo, a medida que transcurrió el tiempo descubrió cuál había sido el verdadero sentido que tuvo el hecho de haber construido su impresora 3D. Este era, empeñar su creatividad y esfuerzo en ayudar a los perritos que no podían caminar bien.


© Fotos: Facebook/propawlab

La felicidad de los perritos motiva a Alejandro a seguir trabajando en la fabricación de prótesis para ayudarlos

Este joven de gran corazón, actualmente se encuentra dedicado de lleno a esta labor que lo hace bastante feliz. Sin embargo, no trabaja de manera masiva. Al momento de fabricar las prótesis, evalúa cada caso de manera particular, tomándole las medidas al perrito que requiera la prótesis, y una vez que la imprime, se encarga de todo lo correspondiente al ensamble de la misma. Demorándose aproximadamente unos dos días en tenerla lista.


© Foto: Facebook/propawlab

A pesar de que esta tarea implica bastante tiempo, dedicación y esfuerzo, Alejandro siente que vale la pena dedicar cada minuto a su trabajo al ver la reacción de felicidad tanto de los perritos como de sus dueños al verlos caminar nuevamente.

Hasta el momento todo el costo que implica fabricar estas prótesis es cubierto por este joven de gran corazón. Teniendo la fabricación de cada prótesis un costo que se estima alrededor de los 200 pesos argentinos (unos 3.4 dólares). Esta es una suma bastante módica si se tiene en cuenta que en otro lugar especializado, colocar una prótesis puede tener un costo que oscila cerca de los 20.000 pesos argentinos (unos 340 dólares).


© Foto: Facebook/propawlab

En la actualidad, Alejandro planea buscar algún tipo de financiamiento que le permita poder realizar muchas más prótesis de manera gratuita, y de esa manera, poder seguir ayudando a una mayor cantidad de perritos que lo necesiten.