Joven fue sentenciado a 3 años de cárcel por arrojar agua hirviendo a un gato

Un hombre de 18 años de edad, de nombre Leon Teague, fue encarcelado tras haber publicado en las redes sociales un vídeo, en el cual se ve cómo le arrojaba de manera intencional agua hirviendo a un felino, causándole quemaduras al cuerpo del animal.

El joven fue acusado de haber perpetrado un delito grave de tortura animal y un delito menor de crueldad animal, por arrojar agua hirviendo sobre un felino y luego publicar las imágenes grabadas en las plataformas sociales.

Sentenciado a tres años de prisión

Leon Teague fue sentenciado a tres años de cárcel, como pena por haber cometido esos delitos relacionados al maltrato animal. Él mismo se encargó de grabar el momento en que calentaba agua en una olla para posteriormente lanzarla contra el animal que estaba rondando en la terraza de su casa. En el video, puede visualizarse cómo el hombre espera con el recipiente con agua hirviendo, mientras el gato se acerca.

El felino, que no sabía lo que le esperaba, caminaba muy desprevenido, mientras el hombre tramaba la atroz acción y sus malas intenciones se dirigían a atentar contra el animal. El momento inevitable llegó. Un grito de desesperación fue emitido por el gato, al momento en que aquella cantidad de agua hirviendo fue arrojada contra él.

 

El video se hizo viral en las redes sociales, tras haber sido publicado por el mismo Teague. Los amantes de los animales levantaron su voz de protesta en las redes, al exigir justicia y la detención inmediata del responsable del cruel acto.

Driver, nombre al cual responde el gato, fue hallado días después por personas de buena voluntad de Felines & Canines en Chicago, quienes inmediatamente le ofrecieron ayuda. Este refugio, fundado en el año 1977, es el primer lugar para gatos sin jaulas y sin matanza en la ciudad de Chicago. Allí, Driver fue atendido por su personal con el mayor amor y grandes cuidados. Gracias a las atenciones que ha recibido el felino ha logrado recuperarse de las quemaduras que le afectaron parte de su cuerpo a nivel del abdomen y lomo.

Ahora, driver ha encontrado una nueva familia. Le va muy bien, pues recibe el amor y los cuidados que solo una persona de buen corazón puede ofrecerles a las mascotas.

La sentencia, es una demostración de hacer cumplir los derechos de los animales. El cuidado y protección de las mascotas es imprescindible, así como lo es el respeto hacia ellos.