Joven rescatista salva a una perrita abandonada en un terreno para que lo cuidara

Esta es la historia de Estrellita, una perra que vivía sola en un terreno deshabitado y que cumplía la función de cuidar de ese lugar. Allí, Estrellita no tenía ningún lugar donde poder descansar ni protegerse del frío y el calor. Por lo tanto, no era un lugar apto para que estuviera viviendo un animal.

Este video ya tiene aproximadamente dos años, pero en aquel momento no fue publicado en YouTube por Jefferson debido a que tenía miedo sobre posibles represalias legales, ya que como bien explica, ingresó al terreno sin la debida autorización que requiere una propiedad privada.

Básicamente, a Jefferson no le importó demasiado quién era el dueño del terreno cuando vio a Estrellita en esa tan triste situación. Pero hoy en día, sabiendo que existe en su país una ley que lo avala, decidió compartir el video.

A pesar de que Jefferson llevó comida con el fin de ganar la confianza de Estrellita, no tuvo éxito debido a que la perra no estaba acostumbrada al contacto con seres humanos, y se supone que vivió siempre en este terreno, desde su nacimiento.

Después de muchos intentos para poder atraparla y viendo que le sería imposible, a Jefferson se le ocurrió la idea de usar la técnica de hacerla correr para que se cansara, y así, poder acercársele para colocarle la correa.

Estrellita estaba asustada y corría para no ser atrapada. Al mismo tiempo, no dejaba de ladrar. Pero después de unos minutos comenzó a sentir el cansancio. Fue ese momento el que aprovechó Jefferson para acercarse a ella muy suavemente y colocarle la correa luego de varios intentos.

Y de esta manera llegó el momento más esperado: sacar a Estrellita de ese  lugar para devolverle la libertad perdida. Para ello, primero tuvieron que cruzar el enrejado del terreno. Usando una escalera, Jefferson pudo sacar de allí a Estrellita.

Algo que hay que tener en cuenta es que si a alguien no le gustan los animales, lo mejor es que no adopte a ninguno y así evitar que tenga una mala vida, como la que tenía Estrellita.

Los animales no son un objeto para estar exhibiéndolos y presumiendo, y menos aún, para esclavizarlos. Hay que tener animales para amarlos y darles la mejor calidad de vida.