La controversia de los elefantes bailarines: ¿de verdad están bailando o les sucede algo?

Eleanor Bartsch, de 25 años, estaba actuando con la Orquesta de Cámara de Wisconsin en el Museo Mundial del Circo cuando decidió jugar con dos elefantes que se encontraban cerca.

La joven contó a Daily News que decidió entrar en calor con su actuación junto a dos elefantes que son muy divertidos. El video la muestra a ella tocando con su violín "Concierto para dos violines" de Bach y de fondo a los dos elefantes bailando.

"Me gustaría pensar que es porque ellos estaban disfrutando de la música", dijo. "Tal vez ellos estaban felices de tener a alguien que realiza para ellos un cambio de rutina".

Pero el grupo de derechos de los animales PETA dijo que los elefantes no se balanceaban con la música, sino en realidad estaban exhibiendo un síntoma de la enfermedad mental Zoochosis que se desarrolla en los animales que viven en cautiverio en un circo.

"Los elefantes como Viola y Kelly se mantienen encadenados casi constantemente cuando no están realizando nada para el circo, viven con el temor de ser apuñalados y se les reprime todo aquello que es importante y natural para ellos, y muchos de ellos con el tiempo desarrollan este neurótico comportamiento", aclaró el organismo.