La crueldad de tener a un perro encadenado durante 15 años

Los perros son hermosos animales que necesitan estar libres y sin ataduras. Ellos son capaces de brindar amor a una familia y necesitan estar en libertad para comer, dormir y divertirse. Sin embargo, algunas personas no piensan lo mismo, y con mucha crueldad tienen a animales de diferentes especies amarrados y sin poder moverse.

En Phoenix, Arizona, un perro llamado Rusty estuvo en un patio encadenado durante aproximadamente unos 15 años. Sí, ¡15 años!

Este perrito fue rescatado por una mujer que día tras día se acercó hasta donde estaba para acariciarlo y alimentarlo. Finalmente, la dueña del perro accedió a entregárselo.

Rusty estaba lleno de moscas y una piel muy lastimada. Además, tenía tumores en todo el cuerpo.

Al llevarlo a una veterinaria, le quitaron el collar corroído con el que estuvo atado tanto tiempo, lo bañaron y logró que una familia lo adoptara. Así, pudieron poner fin al horrible calvario de Rusty.