La difícil recuperación de Merlín, el perro más triste

A la mayoría de las personas le causa una gran desazón y pesadumbre el hecho de ver animales en mal estado de salud, hambre de varios meses y sin un lugar fijo donde vivir.

Durante meses, este perro llamado Merlín estuvo deambulando por las calles con la vaga ilusión de hallar una solución a su triste vida. Las calles se le hicieron cada vez más pesadas y la soledad, junto con su débil salud, le jugaban diariamente una mala pasada.

Con cada día que pasaba, el estado de salud de Merlín fue empeorando, su pelo no dejaba de caer, su piel estaba enferma y una infección complicaba aún más el panorama.

Merlin sufría de leishmaniasis, sarna y parásitos. Se encontraba en tan mala condición física, que le era muy difícil mantenerse sobre sus patas. Pero sus fuerzas derrotaron al destino que parecía inevitable.

Con un tratamiento de varios meses, en el que no faltaron las noches de dolor e insomnio, Merlín superó sus problemas de salud y comenzó una nueva vida.