La dura decisión de una familia con su perrita enferma terminal

Tener un perro es una de las mayores satisfacciones que tienen sus dueños. Tantos momentos compartidos, amor y diversión, es algo que no se puede reemplazar ni olvidar de un día para otro.

Por ello, cuando un perro está viejo y su salud es delicada, siempre es difícil para una familia tomar una decisión acertada. Sea cual sea, siempre será dura e implicará sufrimiento y nostalgia.

Esta familia del video tuvo que tomar la triste decisión de ponerle fin a la vida de la perra del hogar, debido a que estaba muy enferma y ya no podía vivir de esa manera.

Para esto, optaron por darle una buena despedida en sus últimos días de vida: llevaron a la perra a un centro para que hiciera aromaterapia y le pintaron las uñas. Después, fueron a comprarle ropa para que luciera bien y hasta pudo disfrutar de su última comida deliciosa.

Pero no se olvidó tampoco de pasar las últimas horas con sus amigos perros del barrio, jugando y divirtiéndose por última vez.

Al otro día, llegó el momento más difícil. La llevaron a la clínica y el desenlace  fue muy emotivo y doloroso.