La emoción de un cachorrito al conocer la nieve

La nieve es un fenómeno climático que a todo el mundo le gusta, tanto a los seres humanos como a los animales. Es agua congelada que cae del cielo y que da un efecto elegante y ofrece hermosos paisajes en una ciudad o en un pueblo.

Millones de personas se entretienen jugando con la nieve después de una nevada, y Oliver, este perro hermoso, no quería perder tampoco este momento para poder jugar en la espesa nieve.

Por eso, su dueño subió con su mascota a la azotea y abrió la puerta. Salieron juntos y vieron la gran cantidad de nieve que había caído durante la madrugada. A Oliver le encantó.

Era la primera vez que Oliver tocaba la nieve, por lo que fue una gran sorpresa y emoción. Apenas tocó los primeros centímetros de nieve, se puso a correr con mucha alegría de un lado a otro mientras su dueño lo filmaba.

Después le arrojó una pelota de tenis con la que Oliver jugó teniendo que buscarla muchas veces bajo la nieve, ya que la pelota se escurría rápidamente.