La foto de este niño con un perrito en su bolsa conmueve a todos en las redes

Una fotografía de un inocente y adorable niño con un perrito en su bolsa ha dado la vuelta al mundo rápidamente. El niño lucía como un pequeño de bajos recursos, pero a pesar de su situación, mostraba una hermosa sonrisa de felicidad junto a su cachorro. La fotografía, al parecer, fue tomada en alguna ciudad del Perú, en una estación de servico.

Tras viralizarse la fotografía, muchas personas señalaron que el niño era de Perú, y que podría estar residiendo en Lima. Asimismo, los internautas indicaron que el pequeño recorría la ciudad cada día junto a su madre, quien al parecer es vendedora ambulante. De acuerdo con la versión de las personas en las redes sociales, el niño le ayuda a su madre a vender los productos o artículos con los que trabaja.

Mientras ayuda a su mamá, el pequeño sale con su cachorro y lo coloca dentro de su bolsa. Si bien un niño debería estar jugando con otros niños, asistiendo a la escuela y viviendo su infancia, lamentablemente este pequeño está en una situación complicada, y pese a esto, él es feliz, tal como lo demuestra en la fotografía que se viralizó.

El niño con un perrito en su bolsa aún no ha sido identificado

Después de que muchos conocieron la historia de este niño, quisieron hacer lo posible por ayudarle a mejorar su situación de alguna forma. Sin embargo, si bien varias personas se esforzaron por dar con el paradero del pequeño, aún no se ha podido identificar ni saber más acerca de él.

Lo único que se sabe de este adorable niño es la información previamente señalada; que es un niño del Perú, que apoya a su madre en su trabajo de vendedora ambulante y que adora a su perrito, y aun así, esta información no está del todo confirmada. Se presume que el niño adoptó al cachorro de la calle para tener un amiguito que lo acompañara y con el que pudiera jugar.

Esperamos que tanto el pequeño, como su madre y el cachorro se encuentren ahora en una mejor situación. Lamentablemente, aunque muchos estaban dispuestos a ayudarles, poca era la información al respecto. Si bien este niño no tenía comodidades ni bienes materiales, era feliz con su mascota y tenía muy buenos valores.