La hermosa historia de un bebé ciervo, una pata maltrecha y el feliz reencuentro con su mamá

Este hombre de buen corazón no pudo simplemente sentarse y ver a un pequeño ciervo con una lesión en la pata siendo abandonado por su madre y no hacer nada para ayudarlo.

Haciendo su paseo de todas las tardes, se cruzó con una familia de ciervos, pero a los pocos segundos pudo darse cuenta de que algo no andaba bien con uno de los dos ciervitos de pocos días de vida. Al tropezar varias veces en pocos metros, este hombre llegó a la conclusión de que el pequeño ciervo tenía un problema en una de sus patas.

Al quedar abandonado por su hermano y su madre, este usuario de YouTube supo que algo tenía que hacer. Así fue como lo adoptó y lo llevó a su casa, donde lo trató como a una mascota más. Lo alimentó cada cuatro horas con leche y le puso una pequeña prótesis de cartón en la pata para que no se le doblara al caminar y pudiera curarse.

Después de varias semanas cuidándolo y viendo que el ciervito ya estaba más grande, fuerte y recuperado de su lesión en la pata, salió a la inmensidad del bosque a buscar a la madre del ciervo. Mira cómo terminó esta bella historia del ciervito rengo.