La historia de Lemon: una perrita pequeña en tamaño pero con un espíritu de lucha gigante

Esta perra estaba moribunda, ya que su diminuto cuerpo había adelgazado demasiado y ya no podía prácticamente moverse, como caminar o mantenerse en pie. Pero no todo estaba perdido para ella.

Su pequeña esperanza de vida estaba muy deteriorada, pero todavía había algo por hacer, para que su realidad cambiara notablemente.

Al llegar al refugio, se supo que su recuperación sería muy extensa, y que tampoco era seguro que se recuperara por completo. Pero la perra mantuvo su espíritu resistente y luchador, tratando de encontrar un destino más feliz.

Lemon se encontraba con hipotermia, demacrada y deshidratada. Una perra de la calle de muy mala salud, que de no haber sido por el refugio de animales, otro hubiera sido su final.

Ella comenzó a hacer rehabilitación para superar todos los problemas de salud, que incluían también unos ojos abultados e imposibilidad para mantenerse en pie.

Así fue como la terapia física ayudó notablemente a esta pequeña, que más tarde, estando aún en el refugio, se hizo amiga de la pit bull Rosie.

Pero ella siguió luchando, y los resultados están a la vista en este video. Ya Lemon fue adoptada por una familia amorosa, y va rumbo a su recuperación total.