La increíble amistad entre un gato y los perros rescatados de Howl Of A Dog

Un gatito muy hermoso fue encontrado al lado de una carretera por el equipo de Howl Of A Dog, por lo que no dudaron en rescatarlo.

Lamentablemente, surgió el primer problema, ya que el refugio estaba completamente lleno, por lo que en un primer momento pensaron en que no sería el mejor refugio para un gato, tanto por la falta de lugar como por estar rodeado solamente por perros.

Sin embargo, Rilu, como se llama este gatito, se quedó a vivir en el refugio de Howl Of A Dog, y no tardó demasiado tiempo en ser la atracción del lugar y en ser amigo de todos los perros.

Una hermosa amistad, que muestra lo increíble que pueden ser los animales rescatados si se les da una segunda oportunidad.

Rilu se convirtió en un miembro especial del refugio, jugando y haciendo una vida amistosa con los perros y los integrantes del refugio.

Este es uno de los tantos regalos que se consiguen rescatando animales callejeros: poder recibir la diversión, compañía y amor de cada animal rescatado.