La increíble recuperación de una gata abandonada y con un avanzado cuadro de sarna

Esta pobre gata hambrienta fue encontrada abandonada y en muy mal estado de salud. La sarna que sufría fue causada por diversas pequeñas especies de ácaros que infectaron su cuerpo, sus folículos del pelo y la piel. Estos parásitos llegaron a infectar hasta sus bellos ojos.

Una vez que estuvo en la clínica veterinaria, los médicos llevaron a cabo un diagnóstico acertado sobre su salud, determinando que efectivamente sufría de sarna.

Muchos días después, la gata ya podía alimentarse, mientras los médicos veterinarios continuaron analizando su piel infectada para evaluar la presencia de sarna.

Ella tuvo que quedarse en una jaula acompañada de otros gatitos durante el tratamiento. Pero nunca perdió su fuerza para recuperarse.

Unas semanas más tarde, la sarna aún continuaba, pero ya se vislumbraban las primeras mejoras en su salud, especialmente en sus ojos.

Los veterinarios le prescribieron un champú antibacteriano, antiinflamatorios y antibióticos para tratar problemas de la piel y aliviar la inflamación.

Varias semanas más tarde, la gata ya estuvo recuperada, con la sarna fuera de su cuerpo y con una apariencia agradable y totalmente diferente a la de varias semanas atrás.