La inspiradora dedicación de un hombre por recuperar la confianza de una perrita con miedo extremo

Rocky había estado criando perros durante años, pero nada podía prepararlo para lo que iba a vivir con una perrita extremadamente temerosa por todo.

Rocky Kanaka rescató a Blossom y la llevó al refugio junto con otros 150 perros. Tenía miedo de todo y no sabía cómo actuar como perra.

Entonces la llevó a su casa. Sacar a Blossom del refugio y llevarla a una casa no funcionó. Se había apagado mentalmente y ni siquiera podía funcionar. Un par de semanas empezaron a convertirse en meses, y aun así no podía dejar de temblar. Todo era difícil para ella.

Blossom tenía miedo de la hierba en sus pies, de la luz del sol y de hacer contacto visual. Corría y se escondía debajo de la mesa y se sentaba en una esquina de la casa durante días.

Así que Rocky decidió que en vez de hacerla salir de su escondite, él retiraría la mesa y le construiría un pequeño dormitorio en su lugar. A partir de ahí, muchas novedades empezaron a surgir.

Blossom comenzó a permitir la alimentación manual, y finalmente bebió agua de un cuenco después de ver a su hermano adoptivo hacerlo. Este fue un gran paso.

Después de dos meses, Blossom incluso saltó al sofá para sentarse junto a su padre adoptivo. Entonces, un día, salió y corrió por el pequeño jardín de la casa moviendo la cola por primera vez.

La perra de tres años ha recorrido un largo camino y está lista para conseguir un hogar gracias al arduo trabajo de Rocky Kanaka.