La mujer californiana que vive con más de 700 gatos

Mientras algunos la llaman la señora loca de los gatos, Lynea Lattanzio ha dedicado su vida a ayudar a los gatos necesitados, especialmente desde la segunda etapa de su vida.

¿Te imaginas cómo sería la vida si vivieras con 1.000 gatos? Para Lynea Lattanzio, una residente de Parlier, California, eso es una realidad cotidiana. Lattanzio cedió su casa de cinco dormitorios y más de 300 metros cuadrados para que sus gatos de rescate pudieran tener la habitación que necesitaban.

Cuando Lynea Lattanzio era niña, su madre no le permitía tener un gatito, ¡pero ahora tiene más de 700 gatos! en “The Cat House on the Kings”, como llama a su santuario.

También solía llevar la vida de una millonaria, con una casa de ensueño, coches caros y un marido que le proporcionaba todo lo que su corazón deseaba.

Pero pronto descubrió que la riqueza no equivale a la felicidad, y cambió su lujoso estilo de vida por el deseo real de su corazón: cuidar de los gatos de California.

Lynea dirige uno de los santuarios felinos más grandes del planeta, cuidando a más de 700 felinos abandonados y sin hogar.

En una zona donde los refugios terminan con la vida de hasta 200 gatos cada día, su equipo de 25 personas está desesperado por salvar la vida de tantos gatitos como sea posible.

 

En el transcurso de todos estos años, Lynea se mantuvo buscando animales callejeros a los que ayudar, luchando de manera interminable con dueños irresponsables.

Con más de 700 gatos paseándose por la enorme casa, ¿puede completar la casi imposible hazaña de asegurarse de que sus gatos sean alimentados y de que el santuario se mantenga limpio? Claro que sí. En el santuario trabajan muchas personas que cubren todas las tareas.

Ahora, la fundadora Lynea Lattanzio vive en un remolque en la propiedad, a unos metros de la enorme casa de los gatos. Este es un santuario para gatos que viven sin jaulas, y donde los gatos no se sacrifican en ningún momento.

Gracias a los esfuerzos de Lattanzio, los gatos en The Cat House on the Kings no tienen que vivir con la amenaza de ser sacrificados si no encuentran un hogar. Todos los gatos en el santuario están disponibles para adopción. El santuario sin fines de lucro acoge tanto a gatos salvajes como abandonados, dándoles el cuidado y la atención médica que necesitan.

Los esfuerzos de Lattanzio ayudan a mantener a estos gatos no deseados seguros y felices hasta que encuentren un nuevo hogar permanente.