La odisea de una perrita intentando comerse una galleta. ¿Lo logrará?

Stella es una perra muy divertida e inquieta que siempre está buscando jugar y divertirse. Por eso sus dueños siempre la filman haciendo diferentes actividades.

En esta oportunidad, durante una aburrida tarde de domingo, se dispusieron a divertirse un poco con Stella. Entonces tomaron la cámara para filmarla en el momento oportuno.

Stella es fanática de las galletas y se enloquece cuando sus dueños le ofrecen galletas para merendar.

De esta manera, decidieron jugarle una broma, colocando una galleta en un sitio incómodo para que le costara tomarla con su boca. El apoyabrazos de un sillón fue el lugar escogido, donde depositaron la galleta y apareció rápidamente Stella, con ganas de devorarla.

Stella enloqueció y se puso ansiosa por tomarla, pero a pesar de sus ganas, le costó algunos minutos. Con persistencia y tenacidad pudo hacerse con la misma.

La galleta era empujada con su boca hacia un lado y hacia otro, pero nunca terminaba de caer. Finalmente, la galleta cayó al suelo y Stella pudo disfrutar de una de sus comidas favoritas en su merienda.