La parálisis no representa un problema para este gato, él sólo quiere jugar

Todos estamos acostumbrados a ver la gran agilidad y destreza que tienen los adorables gatos. Ellos suelen trepar a todos lados, correr y usar sus patas para comer, saltar o jugar.

¿Pero qué sucede cuando un gato tiene paralizadas sus patas traseras? Este gato ha tenido una fractura de columna vertebral cuando apenas tenía 5 meses de vida, pero eso no le impidió jugar y escalar a todos lados.

A los 5 meses de edad, siempre es una mala noticia quedarse paralizado y con dos patas menos para caminar. Sin embargo, no representa demasiado problema para este valiente gatito.

Este bello gato se las ingenia para treparse a todos lados. Sus dueños hicieron de todo para que no se pusiera triste cuando le ocurrió la parálisis. Por eso lo animaron a llevar una vida como cualquier otro gato.

Así podemos ver en el video cómo juega, camina y disfruta de la vida como lo haría cualquier otro animal de su especie. Un gran ejemplo para cualquier animal o persona cuando sufre un accidente de estas características.