La perra a la que nadie quiere adoptar por su aspecto facial

Los perros sufren el abandono en todo momento, no solo cuando están en la calle, sin comida ni un techo. También sienten sufrimiento cuando están en un refugio esperando a ser adoptados pero las familias nunca los eligen.

Esta perra especial llamada Lizzie esperaba encontrar una familia que la ame a pesar de una particularidad física que posee. Es que una parte de su mandíbula, la inferior, sobresale de su boca, lo que provoca que para algunas personas, Lizzie no sea tan atractiva.

Esto no le está causando ninguna molestia, es solo una cuestión estética. En realidad, es la diferencia lo que la hace tan especial. Realmente es la mordida más linda y hace que su sonrisa sea aún más adorable.

Lizzie ha estado al cuidado de Howl Of A Dog por más de un año y el interés en su adopción ha sido extremadamente bajo. Y es una pena, porque es una perra increíble, muy amigable y ama absolutamente a todos los que conoce. Es una perra llena de diversión y amor y se merece tanto tener su propia familia.

Con su temperamento amoroso, Lizzie sería una adición perfecta a cualquier familia, por lo que este pequeño detalle de su mandíbula es algo totalmente insignificante y sin importancia.