La perra que no quieren adoptar por su extraña sonrisa

Cuando Diann Helmers rescató a esta perra mezcla de Labrador, pensó que debía comenzar su nueva vida con un nuevo nombre. Por lo que el nombre elegido por su nueva dueña fue “Smiley”, y había una razón importante para dicho nombre.

Smiley había estado viviendo en una perrera en un patio trasero en el suroeste de Iowa. Cuando la familia se mudó, la dejaron allí. La nueva familia, insegura de qué hacer con la perra con la extraña sonrisa, la mantuvo por un tiempo. Pero después de un tiempo, decidieron que tampoco la querían.

Helmers, que fundó Agape Fosters, estuvo durante los últimos dos meses publicando en varios sitios, aunque hasta ahora sin suerte, anuncios para que la adopten. Sin embargo, Smiley sigue sonriendo cada vez que su dueña le muestra una golosina.

Es en esos momentos cuando logra tomarle una foto a esta bella perra de 6 años de edad. Todavía no ha tenido suerte, pero no faltará algún alma sensible que quiera adoptarla.

Parece que siempre lista para morder a alguien, pero no es así. Smiley es puro amor y dulzura”, explicó Helmers. “Smiley no tiene ningún problema en relacionarse con personas, especialmente con niños”.