La tierna historia del perrito que compra comida con hojas de árbol como si fueran billetes

No cabe duda de que los perros son animales sumamente inteligentes y que pueden aprender ciertas conductas humanas. Tal es el caso de Negro, el perro que compra comida con hojas de árbol, simulando que estas son billetes. La historia de este adorable can ha dado la vuelta al mundo y enternecido a miles de personas.

Este perrito observaba cada día como los estudiantes se acercaban a la cooperativa de una escuela en Colombia para comprar galletas y otros alimentos. Negro se percató de que los estudiantes solo daban un trozo de papel, y pensó que las hojas de los árboles servirían. Por ello, comenzó a tomar las hojas de los árboles y a comprar comida con estas.

Esto nos demuestra que los perritos son observadores y bastante inteligentes. Negro aprendió por cuenta propia que a cambio de algo, podría obtener comida fácilmente. Los vendedores de la cooperativa escolar ya lo conocen, pues es un cliente regular. Todos señalan que es todo un amor verlo en acción, además que sorprendente.

Este perro compra comida, pero no cualquiera

Negro tiene sus preferencias, y es que con sus hojas de árbol compra galletitas, pero no acepta cualquiera. A este perrito no le gustan las galletas de vainilla, por lo cual, cuando no consigue lo que quiere, se acerca a los estudiantes y profesores para que lo ayuden.

Además de esto, Negro es muy educado y respeta el turno de los demás. Cuando los estudiantes están comprando sus alimentos, Negro espera pacientemente a que sea el turno de él. Sin duda, es una ternura ver como el perrito toma con su hocico las hojas de los árboles y se las lleva a los vendedores de la cooperativa.

Los vendedores aceptan las hojas y le dan las galletitas a Negro, y es que, ¿quién no sentiría ternura? Este perrito se ha ganado el corazón de muchos. Una de las profesoras de la escuela ha llegado a recibir cientos de mensajes desde todas partes del mundo. Los mensajes le han llegado desde Brasil, Estados Unidos, hasta Inglaterra, España, Francia e incluso Japón.

Negro es un ejemplo más de que los perritos son extremadamente inteligentes e ingeniosos. Realmente, es todo un espectáculo ver cómo el perro cambia las hojas de los árboles por comida. Todos en la escuela saben quién es Negro, y ahora, también lo conocen personas de todo el mundo ¿Y a ti qué te parece la historia de este adorable can?